ENERGÍA EÓLICA EN PLENO DESARROLLO.

En el Laboratorio perteneciente al Centro INTI Neuquén ya instalaron una nueva tanda de tres equipos, los cuales serán sometidos a diversos ensayos. Se analizará la potencia generada por cada uno de estos equipos y la energía anual que éstos producen en zonas con distintas medias de viento.

En esta segunda etapa el primer aerogenerador que se instaló fue el equipo Wintec 1500 de la empresa Electromecánica Bottino Hermanos S.A. fabricado por esta firma en la provincia de Mendoza. Su potencia nominal es de 1500w.

Estos aerogeneradores están dentro de un período preliminar de ensayo desde hace aproximadamente un mes, según explicó el ingeniero Andrés Zappa, uno de los referentes de la Unidad Técnica Energía del Centro INTI Neuquén.

 

A estos tres generadores se les realizará el mismo tipo de estudios que se le efectuaron a los cuatro aerogeneradores ensayados en la primera etapa, cuyos resultados ya están disponibles en la página web del INTI Neuquén. Se puede descargar una versión pública de estos informes.

 

Todos los equipos, antes de empezar el ensayo formal que establece la norma de referencia, comienzan con un periodo de pre evaluación de aproximadamente un mes, donde se le efectúan ensayos parciales de rendimiento. Al final del período se le entrega al fabricante una devolución con las observaciones que se le realizaron al equipo. En función de estas observaciones los fabricantes pueden optar por hacerle alguna modificación, antes de empezar con el ensayo definitivo.

 

Dentro del programa de fortalecimiento de fabricantes nacionales de aerogeneradores de baja potencia, el INTI junto con el Municipio de Cutral-Có inauguraron en junio de 2012 el Laboratorio de Energía Eólica en esa ciudad.

 

“El proyecto comenzó en el año 2010 con 14 fabricantes”, recuerda Guillermo Martín, otro de los referentes, que junto con Juan Pablo Duzdevich pusieron en marcha el proyecto, “al tiempo se sumaron dos fabricantes más-continuó- y ahora trabajamos con 18 fabricantes en todo el país, a los que pretendemos ensayarle por lo menos uno de los equipos que ofrecen en el mercado.”

 

Los objetivos del trabajo del laboratorio de Energía Eólica no sólo se centran en el ensayo de los aerogeneradores, sino que se pretende que este sea una plataforma de promoción para todo el sector.

 

La prueba del desempeño de los aerogeneradores, que se obtiene midiendo la potencia eléctrica generada para cada velocidad de viento es de vital importancia tanto para la validación de productos disponibles en el mercado como para el diseño de nuevos equipos.

 

Los técnicos sostienen que disponer de un informe público de ensayo de un equipo es una herramienta de verificación cierta en cuanto al funcionamiento en condiciones estándar.

 

Al fabricante le permite ofrecer con mucha mayor solidez su producto y al usuario, que es el beneficiario final de estos sistemas, le permite tener datos objetivos, comparables, de todos los equipos y en función de eso definir cuál es el equipo más conveniente para sus requerimientos y localización particulares.